BOXEO GUANTE Y BOLSA

La Magia de Poder Cambiar.

La Magia de Poder Cambiar.
Comunicaciòn y Buen Humor Productivo

sábado, 31 de agosto de 2013

POLÍTICA: La herramienta es la balanza.

 

Cuestión de peso...

AGENDACOORDINACION

Los movimientos K, desconciertan a todo el arco opositor que abrazado a los Grupos Clarín y La Nación como a un palo enjabonado no pueden articular una estrategia.

Que es el “kirchnerismo” y como funciona?

Para William Otti, el kirchnerismo aparece en el escenario político nacional como un “ventarrón” entre las ruinas de los partidos políticos cuyas estructuras se encuentran vacías y desmanteladas por los propios supuestos herederos de Perón y Balbín.

Saqueados en sus contenidos por una elite de dirigentes “eternos” enquistados en los vericuetos de sucesivas reformas a las respectivas cartas orgánicas, hoy se encuentran a la intemperie buscando amparo en las corporaciones económicas tradicionales que siempre manipularon los pasillos del poder.

Pero, las corporaciones saben luchar y competir contra corporaciones.

Y no es lo mismo enfrentar un movimiento en acción.

El movimiento K, es un raro prototipo, por otra parte, que no presenta flancos fijos, minimalista e iconográfico, navega las circunstancias con un relato y un discurso “ploteado” sobre banderas de vinilo, flameando en la corriente del ambiente mientras a su paso, va, indefectiblemente derribando cada paredón, y cada obstáculo.

En tanto se muestra solo y contra todos en desconcertante desafío a lo que la artillería pesada del enemigo (y no digo adversario) intenta enfocar como blanco de sus misiles fallidos.

Con sus más de 70 programas de difusión y canales mediáticos en pie de guerra con un libreto monolítico, marketinero y manipulador y obligados a ponerse a tiro de cañón por sus generales en jefe, la oposición en su conjunto ve como sus conductores periodísticos antes eficaces artilleros, hoy empalidecen ante cada evento y tartamudean cuando deben desdecirse de sus agoreros pronósticos.

La pregunta es, que es el kirchnerismo? Es o no es un modelo? A donde va? Y hasta donde puede ir?

Que viene en el 2015? Tal vez, la respuesta se encuentre en la percepción y materialización desde el “fisicalismo”? Tal vez sea más simple, no buscar respuestas buceando en relatos y discursos de campaña. Solo hace falta poner en una balanza los hechos que nos tocan de cerca y votar en consecuencia.

51c979d3ce194_510x277

BALANZA voto-inmigrantes-elecciones-locales

En Chubut, el primer gobierno de Das Neves seguro pasará a la historia entre los mejores. Estaba Norberto Yahuar como Ministro Coordinador y alineados con el Gobierno Nacional. El segundo gobierno, peleado con el Gobierno Nacional fue una gestión mediocre y nos dejo endeudados hasta varios años.

QUE DEBEMOS APRENDER? Y QUE NO DEBEMOS OLVIDAR?

Durante la última semana se multiplicaron los balances respecto a la discreta performance del Frente para la Victoria en las Elecciones Primarias. En general estos balances han soslayado una problemática determinante del escenario político argentino: que además de afrontar los problemas del gobierno, el kirchnerismo atraviesa un proceso político en el que tiene que elaborar cómo sostener este modelo de crecimiento con justicia social y Estado presente sin la posibilidad de contar con un mandato de Cristina Fernández como presidenta en 2015.

Analistas, pero también distintos actores políticos, han esbozado diversos tipos de balances críticos respecto a las razones de la performance electoral del kirchnerismo. Que el Frente para la Victoria sólo le habla a los convencidos. Que el Frente para la Victoria apostó a los jóvenes en lugar de hacerlo a sujetos políticos supuestamente mejor articulados y más representativos. Que el Frente para la Victoria pagó en las elecciones serios problemas de gestión a nivel municipal, provincial y nacional, que afectan el humor de la gente. Que el Frente para la Victoria privilegió batallas que no estaban en el centro de la agenda de los argentinos y relegó otras que sí lo estaban. Que se empeña en dividir y los argentinos buscan estar unidos. O incluso que es liderado por una mujer y la mujer no está hecha para la política (el hecho de que esta última conclusión sea inaceptable no significa que no tenga raigambre en algunos sectores: en todo caso hay que preguntarse por qué generó escándalo en la boca de Chiche Duhalde y no en la de Sergio Massa –“en casa decide Malena, en política decido yo”).

Los escenarios políticos no se rigen exclusivamente con elementos que se puedan descifrar con la ciencia estadística que interpreta al votante como parte de un "mercado político"

Como puede apreciarse, son interpretaciones variadas y quienes representan a un proyecto nacional y popular tienen que estar dispuestos a la escucha de los problemas de las mayorías. Sin embargo, muchos de los análisis que se han hecho en estos días, especialmente aquellos realizados por la “ciencia” que estudia el “comportamiento del votante”, no han valorado suficientemente un aspecto configurante del escenario político actual, bajo el cual se organizan los diversos factores que, desde ya, confluyen en el recuento y destino de los votos y cuya emergencia expresa uno de los problemas más complejos que se le puede presentar a una fuerza política que durante más de diez años viene sosteniendo un proyecto colectivo y un plan de gobierno exitoso: la imposibilidad de contar con la figura que lo ha sostenido y que constituye su mejor garantía para ocupar la presidencia en 2015.
  Tan cierto como que la enorme mayoría de la ciudadanía no vota pensando en lo que va a ocurrir en la siguiente elección es el hecho de que los escenarios políticos no se rigen exclusivamente con elementos que se puedan descifrar con la ciencia estadística que interpreta al votante como parte de un “mercado político”, con tales o cuales preferencias para determinado “producto”. La política tiene sus propias dinámicas que no son, aunque muchos así lo quisieran, las del mercado.
  El hecho de que la más importante actora política argentina, es decir, aquella a partir de la cual se ordena el escenario, no pueda ser reelecta en 2015, es un dato tan configurante del escenario político nacional que no sólo afecta al kirchnerismo. Que el tan solicitado "fin de ciclo", que la oposición viene anticipando desde 2008, encuentre ahora una perspectiva definida de futuro responde mucho menos al hecho de que las corporaciones hayan ensayado un nuevo armado que en su debut mostró efectividad electoral, que a la situación política extraordinaria que ese futuro asegura a "titulares" y "suplentes": que en 2015 no tendrán que enfrentar a Cristina Fernández en las urnas.
Este mismo fenómeno es el que a su vez posibilita que la Corte Suprema descuide toda credibilidad en el funcionamiento de las instituciones que administran Justicia no sólo, como insólitamente ha hecho hasta aquí, al dilatar por un lapso mayor de cuatro años el fallo en torno a los artículos en litigio de la Ley de Servicios Audiovisuales, sino convocando a una Audiencia Pública, creando un escenario de cuasi deliberación pública que no le corresponde ejercer. Porque lo que se espera de una Corte ajustada a un orden político republicano es que falle en última instancia sobre la constitucionalidad o no de las leyes, no que monte ese tipo de escenarios y menos que lo haga sobre la base de la dosificación de los tiempos políticos partidarios.

Los resultados también pueden interpretarse respecto al modo en que el FPV está elaborando la frase que tal vez más repitió la presidenta en los últimos meses: "no soy eterna"

En este marco, las elecciones primarias no sólo revelaron la valoración por parte de la ciudadanía de determinados problemas relativos a la gestión municipal, provincial o nacional de los gobiernos del Frente para la Victoria, problemas que, volvemos a decir, desde luego todo gobierno popular debe estar atento para revisar. También, los resultados pueden interpretarse como el modo en que la ciudadanía percibe en qué estado está la fuerza política principal de la Argentina –que lo seguirá siendo con claridad después de las elecciones de octubre- respecto al modo en que está elaborando la frase que tal vez más repitió la Presidenta en los últimos meses: “no soy eterna”. La buena elección de Sergio Massa no sólo se explica, contra todos los indicadores locales de Tigre y con el favor de los grupos de poder mediáticos, a partir del éxito con que se asoció su figura con la de una buena gestión –al fin de cuentas, una de sus consignas de campaña era el combate contra la inseguridad pero no pudo explicar cómo fue posible que le robaran en su propia casa y que el ladrón haya sido, aparentemente, el jefe por él mismo designado del country donde vive-. Si bien los medios le dieron una enorme ayuda para que se instale la idea de que en Tigre hasta los pobres viven en los barrios cerrados, gran parte de su buena elección encuentra su causa en que logró instalarse como una alternativa de futuro.
  Ahora bien, para convertirse en una opción de gobierno en 2015, esta alternativa de futuro tendrá que lograr en el corto plazo la difícil tarea de articularse nacionalmente, además de sostener la articulación interna de los intereses económicos que representa. Algunos de estos intereses, sobre la base de los holgados balances que tienen oportunidad de rubricar año tras año, parecen conformarse con que el kirchnerismo sea derrotado en 2015, para a partir de allí retomar la senda de salarios bajos y renta financiera basada en el endeudamiento del Estado. Otros, como el grupo Clarín y la Sociedad Rural, preferirían una derrota inminente del kirchnerismo. Como sea, la "alternativa", para estos grupos, coinciden con lo que rápidamente salieron a enunciar: caos o transición.
  Por estas razones, y en contrapartida, para el campo nacional y popular el desafío sigue siendo neutralizar el retorno del neoliberalismo, ahora en su versión “blanca”, a la Argentina. Cuenta para ello con el liderazgo de quien seguirá siendo un actor político decisivo aún después de 2015, Cristina. Y con un despliegue nacional y alianzas sociales construidas a lo largo de más de una década, que conforman un proyecto político colectivo que ha conseguido, como no ocurría desde hacía demasiado tiempo en nuestro país, que muchísimos argentinos se sientan implicados en él. Es decir, que ha conseguido que muchísimos argentinos, que antes no podían sino sentirse, en el mejor de los casos, como “suplentes”, ahora se sientan verdaderos titulares de su destino.

Diapositiva1FGH (1)

La reforma neoliberal del sistema de seguridad social llevada adelante por Domingo Cavallo en 1994, no sólo dio vida la la monumental estafa de las AFJP; adicionalmente promovió una poda en los aportes patronales bajo la falsa promesa de generar más y mejor empleo, por lo que el sector privado dejó de aportar al sistema transformando en tasa de ganancia empresaria el equivalente a 116.000 millones de pesos anuales a valores del año 2013.

Volviendo al consumo interno, se destacan las ventas en supermercados y shoppings por encima del nivel de 2012; el alza de 7,1% en el consumo de servicios públicos, y el de patentamientos de automóviles en niveles récord (8,3% en el semestre). La venta de autos y de motos estará en el orden de 800.000 y 700.000, respectivamente, lo que habla a las claras del boom que están experimentando esos sectores a partir de las mejoras en los ingresos y su distribución –en particular en el caso de motos- que se vienen operando desde el año 2003.

52137fa190fbf_510x338

“Los enigmas de la percepción humana fragmentada a través de la matriz y sus paradigmas inducidos por la manipulación mediática, producen resultados desconcertantes en el comportamiento, al punto que, traicionan la propia conciencia y libertad del individuo.

VOTARÍAS CONTRA TUS PROPIOS IDEALES, CÓDIGOS Y CONVENIENCIAS?

GUERRAdePODER

HAY MAS DE 70 PROGRAMAS DE LAS CORPORACIONES ECONÓMICAS LLENANDO LA CABEZA DEL ELECTOR PARA BENEFICIO PROPIO... EL AJUSTE!

y vos: QUE CLASE DE RANA SOS?

AdSense_Blog_survey_es

Etiquetas de Technorati: ,,,